Diario La Razón
Domingo 23 de Julio | 9:38 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Salsipuedes

La nota negra ¦ Por Francisco Hinojosa

 

Hacia el 2002, Daniel Catán (1949-2011) me invitó a colaborar con él en la escritura de un libreto para una ópera basada en una historia de Eliseo Alberto, Lichi. Se trataba de un embrión de novela que pensaba transformar en el guión de una película: El día que la banda de música se fue a la guerra. Daniel lo convenció de darle un giro escénico y musical y él mismo comenzó a escribir el primer acto de la que sería una de las cinco óperas que Catán compuso y llevó a escena: Salsipuedes, una historia de amor, guerra y anchoas. Según las palabras de Lichi, después de un buen tiempo de trabajar juntos se sintió mareado y me pasó la estafeta para que yo concluyera el libreto. El proyecto me entusiasmó de inmediato. Durante el proceso de muchos meses Daniel y yo nos vimos en unas cuantas ocasiones. El resto del diálogo se hizo a través de correos electrónicos y de llamadas por teléfono entre Los Ángeles y la Ciudad de México.

La historia de Salsipuedes transcurre en una isla del Caribe durante la Segunda Guerra Mundial. Dos jóvenes recién casados son invitados a cantar el Himno Nacional en la despedida de la fragata El Invencible, luego de que el presidente le declarara la guerra a la Alemania de Hitler, aunque en realidad lo que estaba haciendo era venderle algunos manjares a los nazis. Por un error del segundo oficial del barco se levan las anclas sin percatarse de que los músicos están a bordo. Entonces empieza el viaje de las esposas para buscar a sus maridos.

La obra se estrenó el 30 de octubre del 2004 en Texas, en el marco del cincuenta aniversario de la Gran Ópera de Houston, dirigida por el italiano Guido María Guida. A propósito de la composición, Daniel Catán dijo: “La ópera tiene que ver con la voz y las grandes líneas del canto, así que tuve que integrar lo caribeño con la tradición de ópera que tanto me gusta. Esto no me resultó fácil, pues lo caribeño es muy rítmico y las grandes líneas vocales son muy líricas y expansivas”. Para lograrlo, entre otras cosas, prescindió de los violines y las violas en la orquestación.

No recuerdo cuándo conocí a Daniel Catán. Lo que sí sé es que desde el principio pudimos platicar de temas muy diversos porque era un compositor cuyo conocimiento y curiosidad abarcaban muchas disciplinas. Varias veces nos prometimos trabajar en algo juntos. Y finalmente sucedió en el 2002. Por varias razones acepté la invitación que me hizo para colaborar en la escritura del libreto de esta obra. La primera de ellas fue mi admiración por su música, así como por la literatura de Eliseo Alberto. Otra razón, como decía, era que durante muchos años, cada vez que nos veíamos, hablábamos del mutuo interés por trabajar algún día juntos en una ópera. Escribí entonces: “Me gustan las historias de amor, los enredos, las islas, las anchoas e incluso los submarinos. Y por supuesto, me encantan los sabores y los colores del Caribe: desde la música que se interna en quien la escucha y busca convertirse en baile y canto, hasta la comida de aromas inesperados y las pasiones que afloran intempestivas al nivel del mar. Los decilitros de sangre cubana que tengo en las venas (mi abuelo era cubano) acudieron también al llamado y me ayudaron a entrar en ritmo. El azar y el destino, el juego y la tragedia (elementos propios de la literatura clásica) conviven en armonía en Salsipuedes. Disfruté trabajar con Daniel. Su entusiasmo por la historia y sus posibilidades dramáticas era tropicalmente contagioso. Sólo espero haber podido lograr con mi trabajo ser un transmisor más de ese gusto suyo por contar y cantar un cuento bien contado”. Y Lichi añade: “¡Un cuento bien cantado!”

Hoy, sábado 15 de julio, se estrena en México en el Teatro-Sala de Conciertos Elisa Carrillo (Texcoco) a las 18 horas, con la Orquesta Sinfónica Mexiquense bajo la dirección de Rodrigo Macías. Habrá el domingo una segunda función a la misma hora. Entrada libre.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 15 de julio de 2017 00:22
ultima modificacion Ultima modificación: 20:52
autor Por: Francisco Hinojosa /@panchohinojosah
 
 
Todo sobre este tema
 
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones