Diario La Razón
Jueves 17 de Agosto | 2:11 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Natasha Paremski en rebose de emociones con la Orquesta Sinfónica de Minería

El fin de semana pasado Aram Demirjan arrancó varias ovaciones del público asistente a la Nezahualcóyotl; este fin de semana se imponen Haydn, Beethoven y Mozart

 

La Orquesta Sinfónica de Minería (OSM) presentó la semana pasada (5 y 6 de agosto) su 6to. Programa de la Temporada de Verano 2017, bajo la batuta del director invitado Aram Demirjan. Gala en que se ejecutaron obras de Mijaíl Glinka (Obertura de Ruslan y Ludmilla), Serguei Rajmáninov (Rapsodia sobre un tema de Paganini) y Nikolai Rimsky-Korsakov (Scheherazade. Suite sinfónica sobre cuentos de Las Mil noches y una noche).

Glinka fue glosado con la pertinencia de todo el colorido de la Obertura de Ruslan y Ludmilla suscrito en una acentuación de profunda espiritualidad rusa: flauta, violines y violonchelos conforman una atmósfera de insinuantes matices orientales que el conductor estadounidense, con estilo convincente y preciso, supo coronar en los últimos minutos.

Siguió Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Rajmáninov, con la pianista rusa invitada Natasha Paremski. Interpretación de uno de los temas, del pianista, director y compositor ruso, más populares del repertorio de la música de concierto: poema musical que produce turbaciones en todas las salas de concierto. La Paremski explayó sus dotes de impresionante virtuosismo con esa ‘avidez’ que la caracteriza. Las variantes en que se introduce el motivo melódico de Dies irae puso en vilo a los asistentes. Natasha Paremski con su técnica perfecta y exaltada sensibilidad musical suscribió uno de los mejores momentos de esta Temporada de Verano 2017 de la OSM.

El convite terminó con Rimsky-Korsakov y la popular suite Scheherazade. Orquestación de pasajes radiantes en el alcance de un timbre extravagante y hermoso, arropador y categórico. Los solos del primer violín deslumbran por su precisión técnica y, asimismo, el solo de violonchelo y los murmullos intermitentes del clarinete. Demirjan teje la trama con exaltada conducción. Asistimos a un capítulo de bordada magia instrumental. OSM en muestra de madurez absoluta.

Hoy sábado 12 (20 horas) y mañana domingo 13 (12 horas) la OSM presenta un concierto imperdible: Sinfonía No. 39, de Franz Joseph Haydn, Concierto para piano No. 1, Ludwig van Beethoven, Sinfonía No. 39, de Wolfgang Amadeus Mozart. Director artístico: Carlos Miguel Prieto. Pianista invitado: Louis Schwizgebel. Agasajo que nos regala este fin de semana la Orquesta Sinfónica de Minería en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

bye

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 12 de agosto de 2017 11:38
ultima modificacion Ultima modificación: 15:50
autor Por: Carlos Olivares Baró/ carlosolivaresbaro@hotmail.com
 
 
Todo sobre este tema
 
 
Natasha Paremski en rebose de emociones con la Orquesta Sinfónica de Minería

Foto: Carlos Olivares Baró

Ver galería completa Galeria
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones