Diario La Razón
Viernes 21 de Julio | 2:04 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Roberto García Requena Roberto García Requena
 
Roberto García Requena
 
¿Sirve sancionar a los preponderantes?

Roberto García Requena

 

La historia comenzó en el 2008 cuando se descubrió el proyecto Alpha, mediante el cual la empresa Telmex le prestaba servicios de facturación y cobranza a Dish.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió hasta el mes de enero de 2015 que esta alianza había violentado preceptos en materia de competencia económica, al tratarse de una concentración indebida que no fue notificada al órgano regulador. Esto derivó en sanciones de 14.4 mdp a Telmex, y de 43 mdp a Dish.

Quedaba pendiente que el IFT analizara también posibles violaciones a la Ley de Telecomunicaciones. En este tenor es que este miércoles pasado el IFT resolviera que en efecto Telmex violó la cláusula 1.9 de su título de concesión, al haber prestado de manera indirecta servicios de televisión al público.

Textualmente el comunicado del IFT señala que Telmex “celebró con Dish México, S.A. de C.V. y sus filiales y afiliadas, conformando un complejo sistema contractual que le permitió a Telmex incidir o influir en la operación y en el ejercicio de los derechos derivados de la concesión otorgada a Comercializadora de Frecuencias Satelitales, S. de R.L. de C.V. para prestar el servicio de televisión restringida vía satelital (DTH) en el país.”

Por esta infracción, Telmex ahora se hace acreedor a una multa de 5.3 mdp. La empresa ya anunció que analizará la resolución y la combatirá en tribunales. Todavía queda pendiente saber si el IFT considera que, por este mismo asunto, Telmex también infringió las reglas de retransmisión (must carry/must offer); lo cual podría llegar a la revocación del título de concesión.

Con esto en consideración, resulta poco coercitivo que una empresa del tamaño de Telmex y de los ingresos que anualmente obtiene, se le sancione con 19.7 mdp (14.4 mdp por temas de competencia, más 5.3 mdp por Ley de Telecomunicaciones), después de una práctica de esta naturaleza durante años.

En este sentido, las sanciones impuestas al agente económico preponderante en las telecomunicaciones no son inhibidoras de conductas contrarias a la ley. Si se analizaran los costos-beneficios de Telmex por haber infringido la ley y su propio título de concesión, seguramente nos daríamos cuenta que los ingresos obtenidos por esta empresa, producto de su alianza con Dish, superan con creces los costos de la sanción.

¿Qué va a evitar que Telmex vuelva a generar una alianza de esta naturaleza con otro operador o con la misma Dish? Aunque sea reincidente, las sanciones a las que se pudiese enfrentar son tan insignificantes que tiene los incentivos para volverlo a hacer.

garciarequena@yahoo.com.mx




 
 
 
 
fecha 7 de abril de 2017 02:46
ultima modificacion Ultima modificación: 20:11
autor Por: Roberto García Requena
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Buen resultado de América Móvil 00:57
Notas Relacionadas Eliminar la tarifa cero 00:36
Notas Relacionadas Eliminar tarifa cero: muerte a la reforma en telecom 01:23
Notas Relacionadas A cuatro años de la Reforma en Telecom 00:30
Notas Relacionadas Dos casos: Megacable y Roku 01:51