Diario La Razón
Lunes 29 de Mayo | 3:51 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Roberto García Requena Roberto García Requena
 
Roberto García Requena
 
Escándalo de Tecnoradio

Roberto García Requena

 

Sin lugar a dudas, el tema de la semana es el descubrimiento de los nexos entre Radiorama, antiguo concesionario de la radio, y la empresa Tecnoradio, aparente nuevo entrante a este mercado, que ganó frecuencias en la última licitación.

Todo parecía viento en popa para el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), respecto a la licitación de espectro para otorgar concesiones de radio. Por cierto, primera licitación en su género en la historia de México. Incluso, en este mismo espacio hice un reconocimiento a la labor del regulador, para sacar adelante el proceso.

Pues la luna de miel ya terminó. Resultó, según diversas notas, que Tecnoradio y sus accionistas tienen relación de consanguinidad de tercer grado con el Sr. Javier Pérez de Anda, socio de Radiorama. Este pequeño detalle no fue declarado documentalmente por parte de Tecnoradio como lo señalaban las bases de licitación, ni tampoco fue descubierto por el IFT, encargado de supervisar la información.

La ventaja que obtuvo Tecnoradio al esconder esta información y hacerse pasar como un participante nuevo en el mercado de la radio, fue un 15 por ciento de descuento en las pujas ofertadas en la licitación. Tecnoradio ofreció 288 millones de pesos por 37 frecuencias de radio en distintas plazas del país. Esto significa un ahorro de 43 millones de pesos, en demérito del erario público, por cierto.

Ya salió el IFT a decir que el proceso de licitación no ha culminado todavía, y que se está en etapa del pago de contraprestaciones. Puntualmente el regulador señala que terminando esta etapa “el Instituto resolverá si se actualiza alguna causal de descalificación, prevista en el numeral 10 de las Bases de Licitación, mismas que comprenden, entre otras, el incumplimiento en el pago de las contraprestaciones, así como la invalidez, nulidad, falta de autenticidad en los documentos o la entrega de información falsa”.

El mismo boletín precisa que el IFT puede emprender acciones por responsabilidades civiles o penales, en que los participantes hayan podido incurrir.

Pero esto no es lo peor de todo. Lo más delicado es que ya se ensució todo el proceso de licitación. La participación de Tecnoradio, considerado como nuevo entrante, y las pujas que esta empresa hizo dentro de la subasta, sin duda afectaron al resto de los participantes.

Si procede la descalificación de Tecnoradio, la lluvia de impugnaciones legales a la licitación no se va a hacer esperar. El resultado final es de alta incertidumbre, dado que se resolverá en tribunales.

Lástima que una licitación que parecía impecable, termine con un final de éstos. Va a tener que tener mucho más cuidado el IFT en los procesos licitatorios por venir, tanto para más frecuencias de TV abierta, como para servicios móviles.

garciarequena@yahoo.com.mx




 
 
 
 
fecha 19 de mayo de 2017 00:41
ultima modificacion Ultima modificación: 19:33
autor Por: Roberto García Requena
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Licitación de radio frustrada 02:02
Notas Relacionadas Distribución de espectro entre operadores 01:17
Notas Relacionadas IFT sin contralor 00:23
Notas Relacionadas México en las TICs 01:31
Notas Relacionadas Reformas a la Ley de Telecom 01:58