Diario La Razón
Jueves 22 de Junio | 3:30 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Bibiana Belsasso Bibiana Belsasso
 
Bibiana Belsasso
 
Trump: el impeachment en su camino

Bibiana Belsasso

 

No es fake news, como diría Donald Trump, ahora sí cada día se vuelve más cercana la posibilidad de que el presidente de los Estados Unidos, pudiera enfrentar un juicio de impeachment que lo quite del poder. A sólo cinco meses y medio de haber llegado a la Casa Blanca, ya existe el borrador de una moción de impeachment en su contra.

El documento fue elaborado por el congresista demócrata Brad Sherman, con el argumento de que el magnate cometió “delitos y faltas graves”, al “amenazar y despedir” en mayo al exdirector del FBI James Comey, quien estaba a cargo de la investigación sobre la trama rusa que lo llevó al poder.

Donald Trump podría librar las acusaciones de un involucramiento de Rusia en las elecciones, o los intereses económicos personales por negocios que han realizado él y su familia con otros países. Pero lo que podría acabar con la fortuna de Trump, es el hecho que haya intentado obstruir la justicia, presionando a los funcionarios que lo investigan.

El miércoles pasado, el fiscal especial del Departamento de Justicia, Robert S. Mueller, anunció que va a interrogar a altos cargos de inteligencia, en su investigación sobre un posible delito de “obstrucción a la justicia”.

El fiscal Mueller inició la investigación el 9 de mayo, después de que el presidente despidiera al director de la Agencia, James Comey, precisamente por haber iniciado dicha investigación.

La clave de todo es la posible obstrucción a la justicia.

Richard Painter, exresponsable de la Oficina de Ética, bajo la presidencia de George W. Bush, advirtió que es posible que, en un futuro muy cercano, Donald Trump renuncie y ceda el poder a su vicepresidente, Mike Pence.

En específico, Painter advirtió este fin de semana que, si Trump despide a Robert Mueller, exdirector del FBI, quien se desempeña como el investigador especial en el caso de la supuesta colusión de Trump con Rusia, sería altamente probable que fuese destituido del cargo, por tratar de obstruir la justicia.

“Están desarrollando un caso para despedir a Mueller. Si eso ocurre, pues, Mike Pence será próximamente el 46º presidente de Estados Unidos”, dijo Painter en Twitter, tras una entrevista con la cadena estadounidense Fox News.

¿Qué es el impeachment y cómo funciona?: Se trata de un proceso legal descrito en el artículo 2, sección 4, de la Constitución de Estados Unidos, para remover de su cargo al presidente. El artículo explica:

“El Presidente, el Vicepresidente y todos los funcionarios civiles de los Estados Unidos, serán separados de sus puestos al ser acusados y declarados culpables de traición, cohecho u otros delitos y faltas graves”.

La Constitución dice: “si una investigación independiente (llevada por una comisión como la que ahora investiga las intervenciones rusas, en las elecciones), juzga que el presidente cometió algún tipo de traición, delito o falta grave, puede presentar una moción de impeachment (o remoción del cargo) a la Cámara de Representantes (Cámara baja).”

Si la Cámara vota a favor del impeachment, el Senado todavía debe dictar la condena. Si el Senado vota, con dos tercios de mayoría, que el impeachment procede, el presidente es condenado y queda removido de su cargo.

Si esto sucede, el vicepresidente se convierte, inmediatamente, en presidente.

Para lograr un impeachment no nada más se necesitan bases para la acusación, sino que las dos cámaras lo aprueben, primero con mayoría simple en la Cámara baja y luego con tres cuartos de la Cámara alta.

Ambas cámaras tienen mayoría republicana, y es lo que podría frenar que se votara para remover a Trump del cargo.

Actualmente, los demócratas son minoría en el Senado: tienen 48 escaños de 100 y se necesitan 67 para lograr una condena de impeachment. Sin embargo, con el cambio de balance en las cámaras y un probable voto de castigo a Trump, esta mayoría podría alcanzarse.

En los hechos prácticos, nunca se ha condenado por impeachment a un presidente de Estados Unidos.

En dos ocasiones, un presidente estadounidense se ha enfrentado al impeachment en la Cámara de Representantes. Pero en ninguno de los dos casos se cumplió la acusación de impeachment en el Senado.

La primera vez fue en el siglo XIX con Andrew Johnson. Se le acusó entonces de despedir al secretario de Guerra, cuando no tenía las facultades para hacerlo.

La segunda vez, mucho más reciente, fue contra Bill Clinton por mentir, bajo juramento, sobre las relaciones sexuales que había tenido con Monica Lewinsky.

En ambos casos, el Senado no votó a favor de la acusación y ambos presidentes terminaron sus mandatos.

Cuando Richard Nixon dejó la presidencia, fue un acto de negociación de dejar su cargo al vicepresidente Gerald Ford, a cambio de un perdón y cierta inmunidad.

La trama Trump todavía dará mucho de qué hablar, pero legalmente cada día son más los elementos que lo podrían llevar a dejar el poder.

bibibelsasso@hotmail.com
Twitter:
@bibianabelsasso




 
 
 
 
fecha 19 de junio de 2017 00:00
ultima modificacion Ultima modificación: 20:16
autor Por: Bibiana Belsasso
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Mireya: el peritaje psicológico 01:15
Notas Relacionadas Las peleas de los juniors 00:10
Notas Relacionadas Una mentira más de López Obrador 00:05
Notas Relacionadas Mi encuentro con Mireya, la madre que mató a sus hijos 00:05
Notas Relacionadas “La relación de los políticos con la Iglesia era de hipocresía” 01:03