Diario La Razón
Jueves 17 de Agosto | 2:18 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Carlos Urdiales Carlos Urdiales
 
Carlos Urdiales
 
Del socavón a la Asamblea priista ¿Camino a la victoria?

Carlos Urdiales

 

Tomados del dedo presidencial, hoy el PRI quita candados para que la buena fama pública, un proyecto nacional claro y cualidades profesionales de excelencia, sean las que definan a sus próximos candidatos. Militantes, o no.

Hoy se cumple un mes desde que la tierra se abrió en el promocionado y costoso paso exprés de Cuernavaca. 30 días agotados desde que, negligencia e impericia colectivas, mataran por asfixia a los señores Mena, padre e hijo. El socavón explica por qué la mala fama pública de gobiernos. Confirma la desarticulación en proyectos tan importantes como el paso exprés. Comprueba el desempeño, nada profesional, de autoridades y funcionarios.

El titular de la SCT llegó al lugar del colapso a dar la cara y a meter la pata. Imborrable su expresión: “indemnizar a las familias por el mal rato que pasaron”. No las han indemnizado. La SCT no cumple, ni castigos, ni multas o asignación de responsabilidades.

Para tapar la oquedad, la Secretaría (responsable de centenares más de trabajos que nadie aplaude), comprometió 2 semanas, rectificó a 10, periodo sobre el cual el gobernador Graco Ramírez avisa, serán insuficientes.

Incumplir los tiempos comprometidos, igual obras federales que locales, es una constante. La costumbre política determina que ni monumentos, puentes, túneles, trenes, puertos o aeropuertos, se terminan conforme al cronograma. El catálogo de pretextos es infinito, y por ello, pasa nada.

El presidente Peña Nieto pidió no adelantar juicios. El secretario de Comunicaciones destituyó a su delegado en Morelos. La SCT ofreció peritajes técnicos para pocos días después, luego en 15, tardó casi un mes. Nada se adelantó. Nadie renunció. Nadie corrió a nadie.

El jueves conocimos el dictamen técnico elaborado por un Grupo de Expertos Independientes que resume: Todo pudo evitarse si antes de la construcción del paso exprés se hubiera cambiado un tubo de drenaje, instalado en 1983, por uno nuevo, de mayor capacidad.

Sobre las causas, el dictamen narra que el 10 de junio se inyectó concreto en la parte baja del muro en la barranca Santo Cristo para estabilizar la estructura de contención, ante una importante erosión.

La inestabilidad del subsuelo se debió a que el tubo, de 1983, sufrió uno o varios dislocamientos, el agua encontró otros cauces. El 10 de julio, se inyectó más concreto. El día 12, el terraplén perdió resistencia, fluyó provocando una falla súbita y el colapso.

Ahora, la secretaría de la Función Pública informa: El dictamen “no es vinculante y de ninguna manera pone fin a diversas líneas de investigación que desarrolla”. Suponemos, para entonces sí, castigar a los responsables.

A México, no solo al PRI, le urge probidad, responsabilidad, seriedad, pericia técnica, y sentido de servicio en toda función pública. A un mes del socavón, están más ocupados en vendernos cualidades para ganar votos, que en castigar omisiones criminales impunes, anónimas, individuales y colegiadas. ¿Y así quieren ganar?

urdiales@prodigy.net.mx
Twitter:
@CarlosUrdiales




 
 
 
 
fecha 12 de agosto de 2017 01:26
ultima modificacion Ultima modificación: 00:28
autor Por: Carlos Urdiales
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Unidad y competitividad (claves del tapado) 00:56
Notas Relacionadas El nuevo PRI de EPN vs. el viejo PRI de AMLO 01:52
Notas Relacionadas Pan y circo 00:20
Notas Relacionadas PRI: Candados, visión y misión imposible 01:07
Notas Relacionadas Los astros se alinean para EPN y PRI 00:30